viernes, 5 de marzo de 2021

Seis misteriosos incidentes OVNI previos a Roswell

 


Algunos escépticos afirman que el incidente OVNI de Roswell inició la tendencia y la fiebre por reportar este extraño tipo de evento. Pero no es del todo cierto. Los Objetos Voladores No Identificados ya se precipitaban desde los cielos muchos años antes de que el caso Roswell explotara en los medios de comunicación. A continuación te presentamos seis de los episodios más intrigantes.

 

OVNI-viejo-oeste.jpg

 

1 – Aurora, Texas.

 

50 años antes de que Roswell diera comienzo al frenesí extraterrestre, supuestamente un OVNI gigantesco se impactó en la pequeña ciudad de Aurora, en el estado de Texas. El objeto tenía la forma de un cigarrillo y la apariencia de un trozo de plata.

ovni-aurora.jpg

Según un artículo publicado en el Dallas News, el OVNI empezó a perder altitud cuando se impactó contra un molino de viento propiedad del juez Proctor. La explosión destruyó la torre del molino y lanzó escombros a varios acres de distancia.

 

En el artículo también se informaba que un pozo había resultado damnificado por el impacto y toda el agua contaminada, obligando a los locales a enterrarlo. En el escrito se podía leer:

 

“Se supone que el piloto de la nave era el único a bordo y, aunque sus restos estaban gravemente desfigurados, hay suficiente evidencia para demostrar que no era un habitante de este mundo”.

Una pequeña ceremonia fue celebrada y los restos del supuesto extraterrestre fueron a parar al cementerio de la localidad. La lapida fue hurtada en 2012, pero gracias a las fotos que existen del sitio se puede ver claramente un objeto con forma de disco toscamente tallado sobre la roca.

Desafortunadamente para todo mundo, en la época del accidente un brote de fiebre manchada causó estragos en la zona por lo que el episodio OVNI se olvidó rápidamente.

 

Un dato curioso es que en 1945, la propiedad del juez Proctor fue comprada por Brawley y Etta Oates. Toda la familia Oates comenzó a padecer graves problemas de salud, hecho que se atribuyó a que volvieron a destapar el pozo de agua. Antes de su muerte, Etta estaba convencida de que el agua era radiactiva.

 

2 – Océano Índico, septiembre de 1862.

 

Este inusual incidente se hizo público el 2 de mayo de 1897 en un artículo de The Houston Daily Post que se enfocaba en la historia contada por uno de los pocos hombres sobrevivientes – un marinero holandés.

 

ovni-barco.jpg

Este marinero formaba parte de la tripulación de un barco apodado Christine. En el otoño de 1862, tras una fuerte tormenta en el Océano Indico, el barco terminó hundiéndose. Aquellos miembros de la tripulación que fueron tan afortunados como para salir con vida, de repente se encontraron con una isla totalmente desierta y desprovista de vida.

 

Una vez en la isla, el hombre atestiguó un suceso extraordinario: un OVNI gigante cayendo desde el cielo, estrellándose sobre un acantilado irregular. Era tan enorme como un acorazado y estaba provisto de cuatro alas enormes en sus extremos.

 

Los supervivientes resolvieron examinar los restos de la nave y, entre los escombros, localizaron los cadáveres de varios hombres de 3.5 metros de altura vestidos con ropa extraña y provistos de una barba sedosa color bronce. Este macabro hallazgo fue demasiado para los desesperados y hambrientos marineros, algunos de los cuales terminaron volviéndose locos. Solo un puñado de personas sobrevivió para atestiguar el rescate que llegó en forma de un barco de arrastre ruso, entre ellos estaba el holandés.

 

Aunque quizá esto solo sea la historia de un marinero alucinando por la falta de alimentos y la insolación, no deja de ser muy interesante.

 

3 – Stávropol, Rusia.

 

En la década de 1960, una investigación soviética descubrió evidencia sobre un aterrizaje forzoso realizada por un OVNI que tuvo lugar a finales del siglo XIX. Varios testigos afirmaron que “una extraña aparición sobrevoló un pueblo de la provincia de Stávropol” y que sus tripulantes sobrevivieron al accidente.

 

ovni-rusia-sevastopol.jpg

Tres hombres de piel negra salieron de allí. Respiraban con dificultad, hacían señales y perecieron muy rápido ya que no podían respirar aire. Los residentes locales rápidamente se apartaron de aquel objeto que acababa de aterrizar”.

 

Conforme la investigación avanzaba, los responsables empezaron a recibir cartas que corroboraban la historia. Una mujer llamada Irina Danilova recordó una historia que le había contado su abuelo, quien presenció personalmente dicho evento. Según Danilova, la nave tenía la forma de una punta de flecha y fue desmantelada rápidamente por los lugareños, que usaron el metal para fabricar artículos para el hogar.

Los cuerpos fueron “sepultados sin cruz ni ceremonia alguna”.

 

4 – Carolinas, 1941.

 

Este caso fue citado por el investigador del fenómeno OVNI Leo Stringfield, en su libro UFO Crash/Retrievals: Search for Truth in a Hall of Mirrors. Stringfield rastreó y habló con la madre de Guy Simeone, un hombre que pertenecía a la 26.ª División de Infantería antes de que los Estados Unidos ingresarán a la Segunda Guerra Mundial.

 

extraterrestres-muertos-Carolinas-1941.j

En octubre de 1941, Simeone formaba parte de un ensayo militar “en las Carolinas”, cuando un objeto no identificado impactó en la zona. Los presentes se desplazaron rápidamente para recuperar aquel “objeto redondo y metálico” y “unos pequeños cadáveres del espacio”.

 

La nave se trasladó a un puesto militar cercano. Tenía unos 15 pies de ancho y aproximadamente 10 pies de altura y albergaba una sala de control con cuatro asientos. Aquel OVNI plateado tenía inscripciones tanto en el interior como en el exterior de la carcasa. Los cuatro cuerpos recuperados fueron descritos como seres pequeños y con grandes ojos de insecto.

 

Desafortunadamente, existe poca evidencia que respalde el incidente, además de las historias de los segundos testigos. Nadie sabe lo que pasó con la nave o con los restos de los tripulantes.

 

5 – Dundy County, Nebraska, 1884.

 

La edición del 8 de junio de 1884 de The Nebraska State Journal destacaba un artículo sobre el impacto de un misterioso objeto y la posterior recuperación de algunos restos muy inusuales. Según el periódico, el ranchero local John Ellis y otros lugareños atestiguaron un objeto incandescente parecido a un meteorito que caía desde el cielo.

 

cowboys-aliens2.jpg

Los hombres montaron sus caballos y se dirigieron al lugar del accidente para investigar. Una vez allí se encontraron con una enorme cantidad de objetos incandescentes esparcidos por todas partes. Los objetos eran tan brillantes y calientes que ninguno de los hombres se atrevió a aproximarse demasiado. Los rancheros decidieron que volverían al día siguiente.

 

Cuando regresaron, los hombres se dieron cuenta de que aquellos restos eran, de hecho, partes mecánicas, ruedas y hélices de propulsión. Todo esto parecía estar hecho de un metal extremadamente ligero y resistente. No encontraron ningún cadáver.

Nadie sabe qué sucedió con los restos.

 

6 – Inglaterra, Segunda Guerra Mundial.

 

Gordon Creighton, un ex oficial de inteligencia y editor de Flying Saucer Review, dio inicio a una investigación sobre el accidente de un OVNI en suelo británico, justo durante el apogeo de la Segunda Guerra Mundial. Según los informes existentes, la nave fue recuperada y estudiada por las autoridades. Creighton se enteró de este incidente a través de un artículo de 1955 publicado en el diario Los Angeles Examiner por la periodista Dorothy Kilgallen.

 

ovni-incidente-gran-bretana.jpg

Este es un pequeño extracto:

“Hoy puedo informar una historia que probablemente resulte intrigante, por no decir espeluznante. Científicos y aviadores británicos, tras examinar los restos de una misteriosa nave voladora, concluyeron que los extraños objetos aéreos no son ilusiones ópticas inventadas por los soviéticos, sino platillos voladores provenientes de otro planeta.

 

La fuente de esta información es un oficial británico de alto rango que prefiere guardar el anonimato.

 

‘Creemos, con base en nuestra investigación hasta el momento, que los platillos eran comandados por hombres pequeños – probablemente de menos de 1 metro de altura. Es aterrador, pero es imposible negar que los platillos voladores provienen de otro planeta’.

 

Este oficial citó a los científicos al decir que una nave voladora de este tipo no pudo construirse en la Tierra. El gobierno británico, según me informó, ha retenido el informe oficial sobre el análisis al ‘platillo volador’, posiblemente por qué no quiere asustar a la opinión pública”.

Después que se publicó el artículo, Creighton intentó establecer contacto con Dorothy Kilgallen para solicitarle más información.

 

Ella murió poco tiempo después, lo que lleva al investigador a creer que fue “silenciada”. Pero resulta que Kilgallen no era la única que tenía información sobre este incidente. El ufólogo brasileño Olavo Fontes T. también afirmó haber recuperado información sobre este incidente a partir de fuentes dentro de la Inteligencia Naval de Brasil, pero solo se trata de detalles dispersos.

 

Otro detalle interesante sobre el caso surgió en 1988 gracias al ex piloto de la CIA John Lear. Sus fuentes revelaron que el OVNI había sido “atado” a un Boeing B-17 y transportado a los Estados Unidos. Aparentemente el gobierno británico logró un total hermetismo sobre este enigmático accidente, pues no se sabe nada más sobre el tema.

 

Fuente: http://marcianosmx.c...vios-a-roswell/

lunes, 15 de febrero de 2021

7 historias de encuentros paranormales en la vieja Europa

 1- El Fantasma Encadenado de Bolonia:




A mediados del siglo XVI, el estudiante español Vásquez de Ayola y dos compañeros se alojaron en una casa de Bolonia, Italia, que se decía que estaba embrujada. Una noche, el español sintió ruidos y vio un esqueleto encadenado en la escalera. La osamenta empezó a caminar y despareció repentinamente en un lugar del jardín. Ayola informó a las autoridades y estas excavaron en el jardín, encontrando un esqueleto encadenado.




2- La Manzana Embrujada de Annecy:



Un día de 1585, los habitantes de la ciudad francesa de Annecy quedaron sorprendidos al ver que una manzana levitaba sobre un puente de la localidad. La fruta flotó por dos horas emitiendo un extraño ruido y asustando a los caminantes. Un poblador tomó un palo y golpeó la manzana hasta que cayó al agua. El juez dictaminó que era una manzana embrujada que no había podido llegar a su destino.




3- El Zapatero de Breslau:



En 1591, un zapatero se suicidó en Breslau, Polonia, cortándose la garganta. Poco después, algunos pobladores empezaron a informar que la figura ensangrentada del hombre se les aparecía por las noches. El cadáver fue exhumado y sorprendentemente, el cuerpo no se había descompuesto. Para asegurarse, las autoridades desmembraron el cadáver, incineraron cada parte y arrojaron las cenizas al río. No se informó de más apariciones.



espiritu.jpg?itok=uvf8ZAvO






4- La Familia de Hombres Lobo:



A finales del siglo XVI, los integrantes de la familia Gandillion, de un pueblo del este de Francia, empezaron a ser acusados de pactos satánicos. Perranette Gandillion fue asesinada por llevar sangre en su vestido. El caso llegó a manos del juez Henri Boguet, quien había ordenado la ejecución de 600 personas acusadas de brujería. Boguet envió a la hoguera a toda la familia.



te-condenarian-en-los-juicios-de-salem.j







5- El Sapo de Flanders:




En 1595, un padre y un hijo que bebían en una taberna flamenca discutieron con la camarera y la mujer les aseguró que esa noche no llegarían a casa. A los hombres les resultó imposible mover su barca, ni siquiera cuando unos soldados ayudaron a tirar. Vieron que un enorme sapo estaba en la embarcación y lo mataron, y entonces el barco se aflojó. Los dueños del barco invitaron a los soldados a un trago y cuando llegaron a la taberna encontraron a la mujer muerta con marcas en los mismos lugares en que el sapo había sido golpeado.




Mira-a-las-7-ranas-mas-extranas-que-exis






6- La Bruja de Berkeley:



En el siglo XII, una mujer agonizante de Berkeley, Inglaterra, confesó a su familia que había sido esclava del diablo. La moribunda pidió ser encadenada y puesta en una urna de piedra para que los demonios no pudieran robar su cuerpo. El sacerdote accedió a custodiar el cuerpo por tres días en la iglesia e informó que en la tercera noche una figura horrenda violentó la puerta del templo y se llevó la urna arrastrándola con unos caballos negros. Esta historia fue adaptada al comic Hellboy con el titulo "el ataud encadenado"




bruja_0.jpg?itok=jmXd_Qoo






7- El Vrykolaka Griego:



El botánico francés Joseph Pitton de Tournefort, clarificador del concepto de «género» en la clasificación de las especies, informó que en un viaje a la isla griega de Miconos en 1700, conoció la historia de un campesino muerto que supuestamente volvía a la vida como un vrykolaka, una especie de vampiro. El fantasma rompía los techos de las casas y robaba el vino. Según Pitton de Tournefort, algunas familias abandonaron sus casas hasta que algunos pobladores decidieron desenterrar el cuerpo del campesino. Los restos fueron quemados y las cenizas esparcidas en otra isla, volviendo Miconos a la normalidad.



Fuente: https://www.vix.com/es/mundo/171789/7-extranas-historias-de-encuentros-paranormales-en-la-vieja-europa

lunes, 25 de enero de 2021

El arte macabro e infantil -o macabramente infantil- de Don Keen

Nacido en Dinamarca en 1978. Escribo y dirijo programas de televisión para niños. Tengo un par de gemelos y no tengo mucho tiempo para nada. Pero cuando tengo tiempo, dibujo dibujos de monstruos en notas adhesivas ... es una pequeña ventana a un mundo diferente, hecha con material de oficina.

Así se presenta Don Keen, seudónimo usado por John Kenn Mortensen, autor de fascinantes dibujos en tonos sepia donde niños y monstruos conviven de... formas inusuales.



















miércoles, 6 de enero de 2021

"Four seasons" estupendo fan-videojuego de Avatar The Last Airbender

 Aunque prefiero los de estrategia en tiempo real (y un juego del Avatarverse similar a Age of Empires o a Total War seria un sueño) este es un estupendo juego hecho por fans:




miércoles, 16 de diciembre de 2020

Una advertencia (sobre el fraude en las elecciones de estados unidos)

 Por Guillermo Ramírez Cattaneo

trump.jpg 

Durante los últimos días, los titulares de prensa internacionales abundan en referencias a Trump y a su porfiada negación de los resultados electorales. Solamente durante la semana pasada, el presidente Trump publicó o volvió a publicar unos 145 mensajes en Twitter arremetiendo contra los resultados de una elección que perdió. Cuatro veces mencionó que la pandemia de coronavirus ahora alcanza sus horas más oscuras, y esto solo para afirmar que tenía razón sobre el brote y que los expertos estaban equivocados.

Como bien lo menciona Peter Baker en el New York Times, su foco actual está en recompensar a los amigos, depurar a los desleales y castigar a una lista cada vez mayor de enemigos que ahora incluye a gobernadores republicanos, su propio fiscal general e incluso a Fox News. Según Baker, los últimos días de la presidencia de Trump han adquirido los elementos tormentosos de un drama más común en la historia o la literatura que en una Casa Blanca moderna. Su rabia y su rechazo a admitir la derrota, desligado de la realidad, evocan imágenes de un señor asediado en una tierra lejana que se aferra desafiante al poder en lugar de exiliarse, o un monarca inglés errático que impone su versión de la situación en su corte acobardada.

Podría uno sentirse tentado a aventurar trastornos psicológicos subyacentes, basados en los innumerables libros y artículos sobre su personalidad; a manera de ejemplo, la propia percepción de su entorno familiar cercano (su hermana y sobrina, por ejemplo), entre muchos otros. Podría uno utilizar términos habituales en los mentirosos compulsivos o patológicos como son el miedo al rechazo o a la crítica, la elevada necesidad de aprobación externa, baja autoestima o inseguridad personal, intolerancia emocional (elevada sensibilidad a emociones displacenteras). Podrían usarse términos especializados como son el trastorno límite de personalidad (la mentira es una conducta impulsada por la emoción) o el trastorno narcisista de personalidad (se miente para conseguir admiración por parte de lo demás).

Asimismo, sería seductor descartar la afirmación irracional de Trump de que la elección fue “amañada” como una última convulsión ridícula de su reinado, o como un intento cínico de aumentar su valor de mercado pensando en un futuro televisivo.

Todo lo anterior configura un escenario muy común de posibilidades sobre su comportamiento y exageradamente recurrente en las noticias y redes sociales. Demasiado habitual para mi gusto. Considero que sería un grave error basarse únicamente en este escenario para describir lo que está sucediendo.

Algo más de cien años atrás, en el otoño de 1918, el final de la Primera Guerra Mundial se acercaba rápidamente. Mientras que la guerra en el frente oriental ya había terminado en enero del mismo año, cuando se firmó el tratado de paz de Brest-Litovsk,  quedó claro que Alemania y sus aliados estaban indefensos ante una creciente supremacía aliada en el frente occidental. En ese momento, Alemania todavía era formalmente un Imperio dirigido por el Kaiser Wilhelm II y el canciller del Reich, Theobald von Bethmann Hollweg. Sin embargo, durante la guerra, Alemania se había convertido de facto en una dictadura militar: los mariscales de campo Paul von Hindenburg y Erich Ludendorff se habían transformado en jefes de estado.

Cuando advirtieron que la guerra terminaría pronto, estos mariscales establecieron una estrategia: había que instalar un gobierno civil. Las razones para esto fueron dos. Por un lado, la posibilidad de una paz favorable sería más probable si los aliados pudieran negociar con un gobierno civil (esta afirmación fue apoyada por el presidente de Estados Unidos Woodrow Wilson). Por otro lado, este gobierno civil probablemente sería responsabilizado por la población alemana por la pérdida de la guerra y las consecuencias resultantes. De esta manera, los mariscales de campo podrían trasferir su propia responsabilidad a este nuevo gobierno y, en consecuencia, purificarse de cualquier culpa.

Siguiendo con la estrategia, el 3 de octubre de 1918, el príncipe Max von Baden fue nombrado canciller y comenzó, como jefe del gobierno civil recién instalado, las negociaciones de paz con los aliados. Esto resultó en una tregua que se firmó el 11 de noviembre de 1918. Mientras tanto, Hindenburg y Ludendorff habían convencido al Kaiser Wilhelm II de abdicar. Como resultado, el 9 de noviembre de 1918, el socialdemócrata Philipp Scheidemann proclamó la República en Berlín y, a su vez, Friedrich Ebert se convirtió en su nuevo canciller. Y así se fundó la República de Weimar. Estos eventos de noviembre de 1918 se denominarían más tarde la “Revolución de noviembre”.

Una de las primeras tareas de este gobierno civil fue convertir la tregua del 11 de noviembre en un tratado de paz definitivo. Esto dio lugar al Tratado de Versalles que entró en vigor el 10 de enero de 1920. Este Tratado fue odiado por la mayoría de la población de Alemania, considerado como una paz impuesta y cínicamente llamado “el diktat de Versalles”.

Ahora bien, esta maniobra astutamente concebida por los mariscales se apoyaba en la necesidad de generar una ficción. Y esta última se convirtió en el afamado Dolchstosslegende más conocido como el “mito de la puñalada en la espalda”. Gracias a este mito, y como ya habían predicho los estrategas Hindenburg y Ludendorff, los líderes del gobierno democrático fueron responsabilizados por los humillantes términos del acuerdo de paz. Esto reforzó la invención de que Alemania había sido traicionada y que su honor se había visto afectado solo porque los revolucionarios democráticos de izquierda obstruyeron la victoria de la guerra al ordenar la retirada de las tropas. Claramente, esto no era cierto. Sin embargo, la combinación del mito de la puñalada en la espalda y los términos del Tratado de Versalles les dio a los oponentes de la República de Weimar un arma poderosa para atacarla desde su nacimiento y en el futuro subsiguiente.

1919.jpg 

Una ilustración de una postal austríaca de 1919 que muestra un judío caricaturizado apuñalando al ejército alemán en la espalda con una daga

La principal aserción de esta ficción fue que la Alemania imperial nunca perdió la Primera Guerra Mundial. La derrota, dijeron sus mariscales, fue declarada pero no justificada. Fue una conspiración, una estafa, una capitulación, una grave traición que manchó para siempre a la nación. No importaba que la afirmación fuera palpablemente falsa. Entre un número considerable de alemanes, provocó resentimiento, humillación e ira. Y la figura que mejor supo cómo explotar más adelante la frustración del pueblo alemán fue Adolf Hitler.

El aspecto sorprendente del mito Dolchstosslegende es que no se debilitó después de 1918, sino que se fortaleció. Ante la humillación, incapaces o no dispuestos a hacer frente a la verdad, muchos alemanes se embarcaron en un autoengaño funesto: la nación había sido traicionada, pero su honor y grandeza nunca se podían perder. La izquierda, e incluso el gobierno electo de la nueva República, jamás podrían ser los custodios legítimos del país. La clave del éxito de Hitler fue que, en 1933, una parte considerable del electorado alemán había puesto las ideas encarnadas en el mito – honor, grandeza, orgullo nacional – por encima de la democracia.

Volviendo a Trump, no debemos ver su esfuerzo por anular los resultados de las elecciones como una mera fantasía producto de la mente de un mentiroso patológico. El punto principal de la estrategia ya no es (no sabemos si alguna vez lo fue) encontrar un juez, gobernador u otro instrumento flexible para negarle a Biden la presidencia. La estrategia sería más bien negar la legitimidad de la presidencia de Biden, del sistema electoral que le dio el cargo, y de los sistemas federal y judicial que dejaron de lado los desafíos legales de Trump.

La campaña debe verse como lo que es: un intento de elevar el nuevo mito They stole it” (Ellos se la robaron (la elección)) al nivel de leyenda, abonando para la futura polarización social y división a una escala que Estados Unidos nunca ha visto. La naturaleza del mito no es que sea creíble. Es que hay que creerlo. Un asombroso 88 % de los votantes de Trump cree que el resultado de la elección es ilegítimo, según una encuesta de YouGov.

Ah, me olvidaba de un trastorno no mencionado antes. El de la personalidad antisocial, en el que se puede utilizar la mentira como estrategia de manipulación.

 

Fuente: https://lacebraquehabla.com/una-advertencia/